Claves de la comunicación digital desde la inclusión y la diversidad

23.06.2022 10:44 PM By Carmen

Conoce las pautas para comunicar desde tu empresa de forma inclusiva respetando e integrando al colectivo LGTBI 

Desde el aumento exponencial de avance tecnológico durante las últimas décadas del s. XX y las primeras del s. XXI, nuestra forma de comunicarnos ha cambiado. Los últimos avances tecnológicos han permitido que la comunicación digital se haya abierto paso entre la comunicación oral y la comunicación escrita y análoga. Así, hemos ido evolucionando hacia lo que ya se conoce como la sociedad de la información, el paradigma en el que las personas, o gran parte de ellas son capaces de acceder a la información a través de entornos digitales como internet. 

No obstante, el reto ahora es avanzar hacia la sociedad del conocimiento, que se caracteriza por el dominio, curación y uso crítico de la información, con el objetivo de mejorar e incluir al mayor número de identidades posibles. Para que esto sea posible, han aparecido pautas y conductas éticas en la comunicación digital y la comunicación analógica que tratan de apoyar, dar voz y visibilidad a quienes no la han tenido hasta ahora.

Con motivo del mes del Orgullo, en Luzán 5 hemos querido aportar y contribuir al reconocimiento de otras identidades con un taller organizado por nuestro coordinador pedagógico, Adrián Sánchez, sobre lo que consideramos un correcto uso de la comunicación digital, en este caso sobre la diversidad sexual y de género.

Conceptos claves sobre diversidad sexual y de género

Cuando se trata de cuestiones sobre diversidad sexual y de género, hay que tener claro diferentes conceptos:

·  Sexo: atributos biológicos con los que nacen las personas y que permiten su reproducción o placer físico. Existen atributos masculinos, femeninos e intersexuales.

·  Género: Es un constructo social que asigna roles, comportamientos e identidades según el sexo biológico de nacimiento. El género es una elección, una performatividad y no una obligatoriedad. Tener comportamientos masculinos o femeninos no está asociado a un sexo. Las personas también pueden no sentirse identificadas con estos comportamientos, o pueden sentirse identificadas con ambos.

·  Identidad sexual e identidad de género: son las identidades que asume cada persona según su elección, pensamiento y emociones. Una persona puede sentirse identificada con sus atributos sexuales, pero no con el género establecido por la sociedad (transgénero), por el contrario, también existen personas que no se identifican con sus órganos sexuales de nacimiento, pero si asumen el género establecido por la sociedad a cada sexo. Aquellas personas que no se identifican con sus órganos sexuales pueden elegir iniciar un proceso de reasignación de sexo (personas transexuales o en proceso de reajuste)

·  Orientación sexual: es la atracción psicosexual que sentimos las personas hacia un sexo o ambos, aunque también pueden sentir atracción sexual hacia un determinado tipo de persona o conductas.

 

La diversidad sexual y de género es una realidad flexible y mutable de las personas, y su desarrollo es clave para poder participar en la sociedad de forma sana e íntegra.

Ante este nuevo panorama de realidades, antes no reconocidas, las formas de comunicación entre las personas exige un cambio. Este cambio está demandado por el deseo de todo el mundo de ser reconocido. Para ello, se han empezado a utilizar nuevas formas de comunicación, como el lenguaje inclusivo de género.

Lenguaje y género

El lenguaje inclusivo de género tiene como objetivo evitar la discriminación o invisibilización de otras identidades. Para ello, se están empezando a utilizar normas lingüísticas qua han abierto diferentes debates sobre si es correcto su uso o no. Nuestro objetivo no es posicionarnos en estos debates, pero sí darlos a conocer para proporcionar una visión lo más completa posible y poder mejorar el sentido crítico de las personas a la hora de utilizarlo. 

El lenguaje en España tiene un género, lo vemos en los adjetivos el o la, es una realidad que debemos asumir. Un ejemplo de lenguaje inclusivo llegó con la primera década del s. XXI, cuando en los entornos virtuales se empezó a utilizar la X o la @ para aquellas palabras que tenían una denominación de género masculina y femenina, por ejemplo, chico o chica, se empezó a utilizar palabras como chicxs o chic@s, pero los sistemas aumentativos del lenguaje digital no permitían las lecturas de estos fonemas. Aquellas personas que utilizaban programas de lectura de texto caían en el error de no reproducir las palabras correctamente. Así, llegó el uso de género neutro con la letra e. Este uso tiene pros y contras desde la filología. Otra alternativa sería recurrir al uso del extenso vocabulario que tiene el español, por ejemplo, podemos hablar de jóvenes, alumnado, profesorado, equipo, etc

Existen muchas posibilidades en cuanto al uso del lenguaje inclusivo del género, pero ante todo destacamos que, independientemente de la alternativa que se escoja cuando nos comunicamos en entornos digitales, debemos procurar una concordancia. Es decir, no es recomendable utilizar el masculino neutro y luego hacer uso del género neutro e. En estos casos siempre es probable caer en errores que puedan discriminar a las demás personas participes de nuestra comunicación.

El concepto de "netiqueta"

Aunque el contenido no es todo, la forma y el sentido también tienen un papel importante en la comunicación digital. Para ello, desde la década de los 90, se ha ido desarrollando el concepto de netiqueta. Este concepto trata de dar un uso correcto a la comunicación digital mediante pautas y normas con base en la ética y las buenas prácticas. No existen normas determinadas en el uso de las netiquetas, sino que cada organización establece y asume las suyas en función de su identidad. Lo que sí podemos afirmar es que las netiquetas se basan en claves comunes. A continuación, te resumimos algunas:

  • Ante todo, buena educación. Somos personas que pensamos y sentimos y las palabras, hasta en un entorno digital, también pueden afectarnos.
  • Conoce tu entorno virtual, ya sea un ambiente profesional o personal, es necesario para elegir el tono del mensaje.
  • Respetar los tiempos de respuesta de cada persona implicada en el intercambio de información.
  • Respetar la privacidad en los correos, evitando el uso de poner a demás personas en copia oculta, por ejemplo.
  • Apoyo en el hipertexto o uso de emojis para solventar la carencia de la comunicación no verbal.

Corresponsabilidad de las organizaciones

Es nuestra responsabilidad como parte de una organización y una sociedad el tener en cuenta a todas las personas que la conforman, independientemente de sus características personales. Reconocer las identidades que existen, respetarlas, incluirlas en nuestras relaciones y colaborar en que puedan participar en igualdad de condiciones no es más que nuestro avance hacia una realidad más justa, es nuestra responsabilidad como seres humanos.


La creación de este taller es parte de nuestra misión y valores como empresa, así como de nuestras ganas de seguir formándonos en ámbitos tan esenciales como la diversidad sexual y de género.

A continuación, un índice de los temas que vamos a tratar en este taller online y del que pronto podréis disfrutar también a través de nuestro blog y redes sociales.:

1.  ¿De qué hablamos cuando hablamos de diversidad? (Flipped)

2.  Inclusión y reconocimiento cultural

3.  Diversidad sexual y de género

4.  Comunicación digital

5.  Netiqueta y lenguaje inclusivo

6.  Dinámica

7.  Test

 

Sigue nuestro blog para no perderte nada.